Sofia van Gelderen Terapeuta Energética

Cuerpo, movimiento, energía, comprensión, aceptación, perdón, sanación, compasión.

Son las palabras que mejor definen mi camino.

Sin saberlo, desde muy joven, estaba yendo hacia a mi sanación.

Comencé con la psicomotricidad, ya a los 16 años sabía que estudiaría eso, me faltaba el cómo y el donde, pero tenía el qué y para allí fui…

La vida me comenzó a colocar personas, lecciones, lugares… y a mis 26 años me regalé una sesión de Balancing, mi amiga me había dicho que era importante y la escuché.

Durante y luego de estos encuentros se comenzaron a abrir puertas, ventanas y grietas en mí, donde comenzó a filtrarse la Luz.

Comencé a tomar consciencia sobre el trauma infantil que me bloqueaba, hablé de él, lloré por él, me moví por él y decidí que hacer con él. Hubo un instante en que vi, sentí y fui muy consciente que había dos caminos, uno de autodestrucción y otro de sanación.

«Yo tengo que hacer algo sanador con esto»

Me responsabilicé de mi decisión y comencé a andar en consecuencia.

Reiki, Registros Akashicos, movimiento consciente, masaje metamórfico, facilitación del perdón, psicología energética y tantas otras herramientas fueron llegando una a una, despacio, para su integración.

Todavia me queda mucho camino por recorrer, cada día es una aventura nueva.

Sigo aprendiendo, comprendiendo y sanando.

Conozco de primera mano lo que es el dolor, la ansiedad, la depresión, el bloqueo, la disociación, el terror, la tristeza profunda, la decepción, la ira visceral y la traición porque lo he vivido, sentido, llorado, gritado, aceptado e integrado.

Yo elegí este camino por Amor.

Yo sigo en este camino desde compasión hacia mí y hacia ti (que somos el mismo).

«Ni la más profunda oscuridad podrá jamás apagar la luz de una vela»

San Francisco de Asis

PD: Si te apetece te invito ver con mas detalle mi recorrido. Gracias

Mi pasión

La verdad es que tengo varias pasiones y voy descubriendo más a medida que la vida me las va presentando, me encanta aprender, leer y viajar. Pero la que más me sorprendió fue la enseñanza. En el año 2003 descubrí que me apasiona enseñar y, sobre todo, ver como las personas las que enseño toman ese nuevo conocimiento y lo hacer propio y se superan a si mismas: creo que ese es el mejor de los regalos que ha recibido. Ver a mis alumnos crecer …

Mi objetivo

Mi mayor objetivo es la PAZ en todas sus formas, interna, individual, colectiva, etc.

Para llegar a ella creo que son necesarias la comprensión, la humildad, la aceptación y la compasión por ello hago lo que hago y disfruto con ello.